¿Ya compraste casa? ¡Felicidades! Pero ahora viene la mudanza - Ruba | Llegaste a Casa
Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

¿Ya compraste casa? ¡Felicidades! Pero ahora viene la mudanza

Noviembre 14, 2023   |   Consejos,

¿Ya compraste casa? ¡Felicidades! Pero ahora viene la mudanza

Claudia González Tarín

 

mudanza

 

Sin importar que sea tu primera casa, solo o en pareja, tendrás que hacer la mudanza, ese proceso que solamente de pensarlo no es grato. Y luego, ya una vez en esa casa nueva, hay que considerar adecuaciones, adaptaciones, detalles, adquisiciones… en fin, una larga cadena de factores para cada día ir construyendo tu ambiente tal como tú y los tuyos lo idealizan.

Aquí te paso unos tips para que esta experiencia sea bastante enriquecedora, al menos en la primera fase de una nueva vida en una nueva casa, como es la mudanza:

 

– Recuerda: lo primero que debes considerar al pensar y emprender la mudanza son las humildes pero indispensables cajas, ya sean de cartón o de plástico, bolsas de plástico, cinta adhesiva (tape o díúrex) para empacar y un marcador para etiquetar todo lo que vayas organizando.

– Definir y optimizar tiempos: Cuando deseas mudarte, ten presente la fecha de pago del alquiler donde vives actualmente, y platica con tu arrendador sobre tu mudanza, ya que en caso de que sea necesario te dé una tregua de un par de días y puedas tener tiempo de mover tus pertenencias y dejar orden donde estás desocupando.

– Muy probablemente tendrás que hacer algunas adecuaciones en tu nueva casa por temas de servicios o algún equipamiento, por lo que vas a tener que dedicar tiempo a ello. Esto implicaría pedir algún tipo de permiso en el trabajo o hacerlo en algún tiempo libre, por lo que puedes aprovechar y tomar la delantera al llevar algunas cosas pequeñas que puedas manipular sin ayuda y ya no uses en casa. Esto puede ser quizás artículos de cocina que no necesites de uso diario, o elementos de decoración, o bien ropa.

– Prioridades: En esa transición de la casa vieja a la nueva, es recomendable definir qué es indispensable en la nueva casa y qué es de uso diario en donde vives actualmente. Por ejemplo, si ya tienes destinada el área donde guardarás tu ropa puedes trasladar aquella que no sea de temporada, y esto aplica para zapatos, ropa de cama, cortinas, etcétera. En esta etapa de aprovecha para depurar aquellos artículos que ya no uses y donar a alguien que les pueda ser de utilidad, o desechar aquello que ya no te sea útil.

– Pues bien, ya tienes algunas cosas en tu nueva casa, y te preguntarás ahora ¿qué sigue?

 

 

Aquí lo recomendable es prepararte para un par de días de arduo trabajo antes del día cero: tendrás que dejar en una maleta la ropa del día de la mudanza; así como estar listos para un par de días posteriores, y esto se refiere básicos, así como tener a la mano artículos de higiene personal o de uso diario. Recuerda también apartar ropa de cama y artículos de baño como toallas, papel sanitario, etc.

 

– Ya en este punto podrás empacar todo de acuerdo a las áreas en las cajas y bolsas de plástico que tengas destinadas. No olvides etiquetar todo para que al momento de que lleguen a su nuevo hogar tengan una idea clara de dónde se encuentran las pertenencias y sea más sencillo organizar nuevamente.

– Por temas de la comida te recomiendo que antes de la mudanza consideres no comprar alimentos perecederos y deberás usar y terminarte lo que tengas en tu refrigerador. En caso de que aún tengas alimentos que necesiten refrigeración, ten a la mano una hielera y en el día cero acude por una bolsa de hielo para que tus alimentos se conserven. Recuerda que el refrigerador, después de un movimiento –sobre todo de mudanza– debe tener un tiempo que se asiente el gas: se recomienda dejarlo reposar 3 horas antes de conectarlo, y una vez encendido debes dejar pasar toda la noche sin colocar alimentos en su interior.

– Por último, contempla que el día de la mudanza, así como días posteriores, tendrás que comprar comida fuera, lo cual sería parte del presupuesto y es un básico para que –literalmente– sobrevivas en esos días.

 

Recuerda si planificas y preparas con tiempo tu mudanza será más sencillo en el proceso y tendrás mejores resultados y tu casa estará lista y a plenitud más pronto. Y ello con más razón si es una casa nueva, recién construida.

¡Suerte en tu nuevo hogar!

Últimos artículos

Mantiene Fitch a Ruba sus más altas calificaciones: ‘AA-’ y ‘F1+’

Febrero 26, 2024

Leer más
La tendencia de las casas ecológicas

Febrero 22, 2024

Leer más
La importancia del análisis de la competencia

Febrero 22, 2024

Leer más