Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Una receta de mi Madre: chiles rellenos

Octubre 21, 2020   |   Consejos,

Cada nación, cada región, cada hogar y cada mamá tienen su especial toque para crear platillos de familia. Cuando fuimos niños, sí que teníamos algunos guisos favoritos de entre el exquisito y muy amplio menú que nuestra madre hacía. De chiles rellenos existen muchas variantes, pero aquí te comparto esta aromática receta que me hace revivir la magia de aquellos dichosos años de mi niñez. ¡Buen provecho!

Sandra Rosa García Badillo

 

Hay una canción hermosa cuya letra dice:

“Las manos de mi Madre/ parecen pájaros en el aire/ historias de cocina/ entre sus alas heridas de hambre/ Las manos de mi madre/ saben qué ocurre por la mañana cuando amasa la vida/ Hornos de barro, pan de esperanza”.

El autor de esta canción es Peteco Carbajal, un compositor, canta-autor y reconocido músico de folclor argentino, que toca guitarra, violín, percusión y quena.

Esta canción me recuerda –y sobre todo sus imágenes me remontan con tanta grata claridad– a mi Madre.

Maravillosamente las manos de mi Madre, como dice la canción, con unos cuantos pesos hacían unos ricos manjares, de lujo, de concurso, gourmet.

Evoco a mi familia, de muchísimos integrantes, donde sobraban las bocas pero faltaban los pesos, alrededor de la mesa esperando el menú del día.

Bajo ese techo en aquella casa usada, pero que nos dejaba vivir tranquilos y con mucha seguridad, estando al amparo de mis padres.

Uno de los platillos que más recuerdo de aquellos tiempos eran sus deliciosos chiles rellenos. Aquí paso su receta tal cual era.

Ingredientes:

  • 12 chiles para rellenar
  • 1 kg de carne molida (pulpa, de preferencia)
  • 2 ajos grandes
  • 1 kg de papa blanca
  • suficiente sal
  • suficiente pimienta
  • 1/4 kg de chile cascabel
  • 200 g de cebolla picada finamente
  • 6 huevos
  • harina suficiente para el lampreado

 

Modo de preparar:

1.- Se lavan bien los chiles. Se unta aceite comestible en una sartén amplia, y se ponen a tostar a fuego medio en la estufa.

2.- Por separado, se guisan la carne molida con los dientes de ajo, la papa blanca ya en trocitos pequeños, con pimienta y sal al gusto. Ya bien guisada la carne y las papas, se les agrega la cebolla.

3.- En un recipiente se ponen a cocer el chile cascabel, la cebolla y el ajo.

4.- Ya los chiles bien quemados, se les deprende el pellejo, además de que se abren para desvenarse y sacar la semilla con una cortadura vertical, sin destrozarlo.

5.- Listo así el chile cascabel también desvenado, se licua hasta que casi no quede tan líquido, o lo menos pastoso posible.

6.- Lista la carne molida con todos sus ingredientes, se vierte de esta salsa de chile cascabel cocinando hasta que seque lo más posible.

7.- Se rellenan los chiles y se pasan por harina.

8.- Para lamprear los chiles el método es el siguiente:

a 4 huevos, primero se saca solamente la clara y se vierte en el recipiente con batidora o a mano con un tenedor –así lo hacía mi Madre–. Después que la mezcla está ya espesa, se le agregan las yemas hasta quedar a punto de turrón.

9.- Con el aceite caliente en la sartén y el chile ya pasado por harina y huevo, se lamprea en la sartén.

Es muy difícil, bastante difícil hacer rápido estos chiles rellenos, pero mi Madre los hacía en minutos y a la vez –como si ella tuviera más manos o fuera dos o más personas– cocinaba una rica sopa de arroz, y sin faltar agua de limón o de papaya naturales, ya que donde vivíamos se daban estas dos frutas. Y a la vez estaba haciendo sus tortillas de masa. Todo con una enorme y experta habilidad que daba, igualmente, exquisitos resultados a nuestros paladares.

A las mujeres de ahora no es que nos disguste la cocina, sino simplemente que debemos ser más prácticas, ya que nos toca no sólo cocinar, sino también llevar el pan a la mesa.

La vida cotidiana nos ha alcanzado. Estos lujos de preparar una receta los dejamos para un día especial.

Por lo pronto, con esto te he recordado el día de hoy, Madre, y compartido para todos esa delicia de mis años mozos que también lo será, con toda seguridad, para nuestros lectores del mundo de esta página de blogs de Ruba.

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más