Trucos caseros para mantener caliente tu casa - Ruba | Llegaste a Casa
Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Trucos caseros para mantener caliente tu casa

Noviembre 27, 2023   |   Sin categoría,

Trucos caseros para mantener caliente tu casa

Evelyn Sánchez

 

 

Comparto contigo unas ideas para mantener el calor dentro de casa y gastar lo menos posible en calefacción.

Junto con esas ideas van estos datos a considerar:

La calefacción tiende a ser el 15% del total de la energía que consumimos en una casa.

Lo más importante es retener el calor al máximo dentro de la casa y evitar las pérdidas.

Una vivienda bien aislada puede reducir entre un 20 y un 40% el gasto de calefacción.

Vayamos a los consejos:

 

Una ventilación adecuada

Solo necesitaras 10-15 minutos para ventilar una casa completamente. No lo hagas en las horas más frías del día, y mejor busca las horas donde la temperatura sea más alta.

Zonificar es fundamental: evita que el aire circule mucho, pues reduce la pérdida de calor. El hábito de cerrar puertas genera pequeños aportes de calor, proporcionando más confort en casa.

Aprovecha la luz del sol.

A través del cristal podemos absorber el 89% de la energía solar, sobre todo la madera y el metal. El cristal mantiene un 5% de ese calor, mientras que el 6% restante se refleja hacia el exterior y se pierde. Durante el día, si hace un día soleado, debemos aprovechar para recoger todo el calor que podamos.

Lo ideal es que en el momento en que el sol incida sobre la casa no se tenga ningún tipo de obstáculo que impida que entre la luz al interior, tales como persianas o cortinas. No abras las ventanas, porque se irá el calor que la vivienda ha ido acumulando.

Cuando llega la noche cierra las cortinas y persianas para evitar que el calor se vaya.

Intenta acondicionar tu casa para que las habitaciones donde duermas estén durante el día expuestas al sol.

La cinta adhesiva, una aliada.

Un material económico que puedes comprar en cualquier ferretería es la cinta adhesiva aislante, usada para tapar aquellas fisuras existentes en puertas, ventanas o rendijas. Evita la sensación que tenemos de que hay corriente, pero no sabes de dónde viene.

Ten cuidado cuando selles la circulación del aire al exterior: puedes incrementar la posibilidad de una acumulación de monóxido de carbono, especialmente si usas gas natural o propano. Asegúrate de instalar un detector de monóxido de carbono.

La ropa que te pongas en casa será fundamental.

Para que te sientas mejor, elige pijamas calentitas y zapatillas confortables.

La cama en invierno requiere sábanas distintas a las del verano, ya que el tejido de franela es tu aliado contra el frío.

Un gran porcentaje de pérdida de calor corporal ocurre en la región de la cabeza, así que es crucial mantener tu cabeza cubierta. Un suéter de cuello de tortuga también hace maravillas.

 

Los colores y la temperatura están relacionados.

Cuanto más oscuro es un objeto, más calor absorbe. Los colores blancos o claros absorben el sol, pero devuelven el espectro de luz, así que filtran poca energía. Los colores oscuros nos darán más calor.

Usa alfombras.

El suelo es el elemento constructivo que mayor pérdida energética tiene. El uso de alfombras, aunque no son muy aislantes, conservan la temperatura. El suelo ideal para combatir el frío es el parqué o la moqueta, más confortables y calientes que los pavimentos de mármol, por ejemplo.

Hule de burbujas

En algunas ciudades de climas más extremosos es necesario utilizar hule de burbujas, material que es muy barato y de enorme efectividad como aislante térmico y que originalmente es material de embalaje. El hule de burbujas se coloca en cortes a la medida de cada ventana, y se adhiere solamente con agua rociada con aspersor, por la cara lisa contra el vidrio. Este material reduce enormemente la muy indeseable condensación.

Haz deporte.

El ejercicio produce calor debido a que el cuerpo consume energía metabólica y ésta lo transforma en un incremento de la temperatura corporal, registrada por el hipotálamo para comenzar la sudoración.

Cuando se hace deporte, se dilatan las arterias de los músculos para aumentar el aporte de sangre.

La actividad debe ser de intensidad intermedia. Caminar no produce sensiblemente un aumento de la temperatura, pero sí que lo hace correr o montar en bicicleta, aunque sea estática. Un cuerpo saludable es más tolerante al calor.

 

 

Las velas no son sólo para los momentos románticos: también calientan el ambiente de tu hogar.

La comida es una fuente de energía y calor importante.

Los caldos de la abuela son necesarios para mantener caliente el cuerpo. Así que busca algunas recetas tradicionales para este invierno. Las bebidas calientes aumentarán la temperatura de tu cuerpo.

Evita cocinar alimentos que creen vapor, ya que incrementará la humedad en el aire, haciendo que tu casa esté más fría y húmeda.

 

Y ahora, ¡manos a la obra para atrapar el calor dentro de casa!

¡A disfrutar el invierno!

Últimos artículos

Descubre Belcanto Residencial: Tu nuevo hogar al sur de Hermosillo

Junio 19, 2024

Leer más
Consejos esenciales para elegir una casa apta para mascotas

Mayo 27, 2024

Leer más
Mantiene Fitch a Ruba sus más altas calificaciones: ‘AA-’ y ‘F1+’

Febrero 26, 2024

Leer más