Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

¿Tengo un ‘perrihijo’? 10 señales innegables

Octubre 8, 2020   |   Consejos,

Un ‘perrihijo’ es el mejor compañero que una mujer puede tener. Tu perro puede tratarse de un verdadero hijo adoptivo. Si a ese canino no sólo le perdonas todo, sino que le festejas todo y es mucho más que un simple ser vivo bonito y gracioso, entonces ya estamos hablando no sólo de una mascota en general, sino que ya tienes un ‘perrihijo’. Descubre aquí con éstas y otras señales si tienes un ‘perrihjijo’ en casa.

Lucía Esquivel

Quien tiene una mascota, en especial un perro, sabe que éste puede ser el compañero ideal.

Los perros no sólo son fieles, sino que también son tiernos. Saben, entienden, sienten, aman y sufren mucho más de lo que suponemos.

Sin duda, saben cuando estamos tristes.

Se acercan con su naricita y sus ojitos de perro triste para que los abracemos y nos hagan sentir mejor.

Son tan apegados y tan buenos integrantes de la familia que incluso pueden llegar a sustituir la presencia de un hijo… en lo que nos decidimos por tenerlo o simplemente no nos queremos aventar una responsabilidad tan grande y nos convencemos que somos bastante felices con un perro.

Pero ¿tu perro se ha convertido en tu ‘perrihijo’?

Te compartimos 10 señales probatorias de que, en efecto, ese pequeño can se ha tornado en tu bebé:

 

  1. Tu mascota es uno de tus temas favoritos.
  2. Donde estés tú, ahí está él.
  3. No le puedes decir que no a sus caprichos.
  4. Se han ido de vacaciones juntos.
  5. Crees que se merece lo mejor.
  6. Le has hecho una fiesta de cumpleaños y le festejas sus graciosadas.
  7. Come mejor que tú.
  8. Tu celular, tu iPad, tu computadora, tu Instagram y tu Face están abarrotados de sus fotos.
  9. No te puedes resistir a vestirlo.
  10. Has llegado a decirle “mi bebé”, “mi chiquito”, “mi vida”…

Tu perro no es sólo un objeto vivo y mucho menos un juguete sin alma. Es parte de tu familia, a grado tal que en verdad lo amas y que incluso has llegado a darle besos porque a veces sientes que él te entiende mejor que nadie y no lo cambiarías por nadie.

Tu perro es sencillamente irremplazable. Sí.

Es tu ‘perrihijo’. Ni cómo negar un orgullo tan evidente.

 

Basado en el artículo escrito por Valeria Ávila

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más