Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Seamos conscientes de nuestra experiencia de vida

Agosto 19, 2020   |   Consejos,

Con humildad, valoremos lo que tenemos y no tanto lo que nos hace falta. Sepamos ser agradecidos y demos las gracias a todos y por todo. Limemos asperezas con familiares y con amistades distantes… En esos y en otros muchos sencillos actos de nuestra vida está la grandeza de vivir en paz con uno mismo y con los demás. ¡Claro que se puede!

Alberto Gil Mota Velasco

 

Compartir nuestra experiencia de vida con los demás es muy enriquecedor. Sobre todo ahora que permanecemos más en casa hemos tenido la oportunidad de reflexionar y hacer un alto en lo que hemos hecho y logrado hasta este momento de nuestra vida poniendo en orden nuestras prioridades y dándoles valor.

Ser consciente de lo que hemos vivido hasta ahora no es difícil. Lo difícil es no habernos dado cuenta y sentir que hemos pasado gran parte de nuestra vida dormidos. Viviendo el día a día como se nos va presentado, como una veleta que el viento nos lleva hacia donde él quiere.

¡Es momento de despertar!

Es momento de tomar conciencia de que somos personas valiosas, de que la vida es maravillosa y está llena de oportunidades a pesar que nos da días con tormentas y viento, pero también días soleados y brillantes.

Siempre podemos comenzar y rectificar a partir de este momento. Seamos conscientes. Aprendamos de la experiencia.

Podemos decir: “es que ya estoy grande”, o “ya no tengo la edad”, pero la vida siempre nos presenta un nuevo día y con ello una nueva oportunidad de comenzar.

Hagamos nuestro proyecto de vida, si no lo teníamos, porque no sabíamos lo que queríamos o lo que nos gustaba. Descubramos nuestras habilidades. Busquemos las fortalezas que tenemos y desarrollémoslas. Sigamos adelante: no esperemos, como la mayoría de la gente que dice: “cuando tenga casa nueva seré feliz”, o “cuando tenga un coche nuevo habré triunfado”. La vida es aquí y ahora. No esperemos a mañana. Disfrutemos lo que tenemos a cada momento, bueno o malo. Valoremos lo que hemos logrado hasta ahora.

Aprendamos a comunicar a los demás lo que sentimos, y pensemos de una manera asertiva. Descubriremos que una mala comunicación o la manera de transmitirla a los demás no es la adecuada y por ello surgen los malentendidos

Aprovechemos el tiempo al máximo, porque ése nunca regresa. Las horas, los minutos y los segundos que se nos dan en un día son valiosos. Decidimos qué haces con ellos y cómo los utilizamos. Es como si a diario nos depositaran en el banco una cantidad importante de dinero y a diario nos la tienes que gastar porque no la podemos guardar. ¿Cómo la utilizaríamos? Así es el tiempo que se nos da.

Amemos y disfrutemos a la familia. Limemos asperezas con los que no nos llevamos bien o tenemos diferencias. No esperemos a que mueran para pedir perdón y arrepentirnos de no haberles expresado nuestro amor en ese momento por un orgullo mal entendido.

Agradezcamos lo que tenemos. Ojo: muchas veces vemos más lo que nos falta, pero no lo que tenemos.

Tomemos un tiempo para ver lo que tenemos: una casa a la cual llegar después de trabajar,  y más que una casa es el hogar que hemos formado con tu familia y al cual llegamos a refugiarnos, a sentir el amor y la calidez de los que nos rodean. Veamos cuánta ropa y zapatos tenemos, agua caliente, algo con qué cubrirnos en la noche, etc. Todo lo que tenemos en casa disfrutémoslo como si lo fuéramos a perder. Apreciemos todo eso.

También es una manera de ver que hay personas que son menos afortunadas que nosotros y que realmente no nos hace falta mucho para ser felices. ¡Ya somos felices y no nos damos cuenta! Hay que dejar de crearnos necesidades materiales, pues no nos vamos a llevar nada cuando fallezcamos, y solo quedarán los buenos recuerdos con la familia, amigos, trabajos, esos momentos alegres de convivencia con los demás, risas, de compartir, de dar, ser generosos con los demás y tener la satisfacción que ayudamos.

Aunque perdamos lo material, lo demás se queda en nosotros y eso es lo que nos dará fortaleza para seguir adelante y continuar con nuestra maravillosa vida. ¡Sí se puede!

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más