Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Saber a dónde ir

Octubre 29, 2020   |   Consejos,

¿Has pensado alguna vez que vas sin rumbo en tu vida? ¿qué hay más allá de la diaria jornada en tu trabajo? ¿qué hay cada mañana luego de despertarte? Provoca que tus pasos hacia tu objetivo no sean palos de ciego. Primero visualiza qué quieres y hasta dónde deseas llegar; y sólo hasta entonces traza tu camino mediante una estrategia. Aquí te dejo estas reflexiones que te pueden dar claridad.

ruba

César de Hoyos

 

El director comercial de una compañía donde yo trabajaba nos enseñó con su ejemplo la siguiente frase: “Es mucho más sencillo saber a dónde ir, que ir sin saber a dónde llegar”.

Esa frase tan certera implica entender que quien va muy rápido y no sabe dirigirse, pronto perderá el camino. Pero aquel que sabe a dónde ir, aun si da pasos cortos, pronto ha de llegar a su destino.

“Busquen un objetivo –nos detallaba aquel directivo–. Después tracen ese camino”. Realiza el primer paso. Cada paso que des te acerca a tu destino.

¿Cuál ha sido el fracaso más grande del ser humano? No es el que no se cumplan sus objetivos, sino que no sabe cuáles son ellos (“B1Coach México”).

Cito frase: “Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta; mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre más se aleja” (San Agustín, 354-430 d.C., santo, obispo y filósofo).

Les preguntamos a nuestros familiares pequeños: “¿Qué les gustaría ser de grandes?”, y nos contestan rápidamente: “Yo quiero ser futbolista, o bailarina o boxeador o doctor, o bombero o policía o súper-héroe…”. Lo que alcanzan a ver en su espacio o en  la TV. Algunos, con honestidad, dicen: “No sé”.

ruba

“¿Cómo quién te gustaría ser?”, preguntamos también. “Como mi papá (o como mi mamá)”, responden. Pero les aseguramos que para llegar a eso hay que estudiar o entrenar muy duro.

Cuando uno no tiene destino claro, cualquier viento nos favorece (“Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”).

En el cuento de “Alicia en el País de las Maravillas” le pregunta Alicia al Gusano: “¿Cuál camino debo tomar?”. Y éste le contesta con otra pregunta: “¿Para dónde vas?”. Responde a su vez Alicia: “No lo sé”.  “Entonces, cualquier camino que tomes es bueno”, ataja el Gusano.

Cuando alguien nos pregunta “¿Dónde queda tal lugar?”. Al contestar; en nuestra mente se  nos agolpan todas las vías, cortas y largas; las calles menos transitadas, las más seguras… Y con algunas referencias llegamos y damos la respuesta.

En conclusión, es mucho más fácil llegar si sabemos a dónde ir, porque no llega más rápido el que va de prisa, sino aquel que sabe a dónde va.

Busquemos un objetivo.

Luego tracemos el camino con ese objetivo o destino bien definido.

Y para llegar a ese objetivo, apliquemos una estrategia.

Si no conocemos ese destino de llegada, busquemos a una persona para que nos aconseje qué hacer (el ‘coach’).

ruba

Revisemos cada día si dimos un paso para acercarnos o llegar al objetivo.

Este concepto con sus siglas para definición del objetivo nos puede dar claridad: que nuestro objetivo sea “S.M.A.R.T.”: eSpecífico, Medible, Alcanzable, Realista y Relevante, limitado en Tiempo.

Saber a dónde ir también es una virtud.

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más