Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Resiliencia

Marzo 26, 2020   |   Consejos,

“Resiliencia” es la capacidad que tiene una persona o grupo de recuperarse frente a la adversidad y de seguir proyectando el futuro. Es la fortaleza ante la pérdida de un ser querido, ante un accidente, ante una tragedia económica o legal o ante una grave enfermedad. Es, en otras palabras, la capacidad de levantarse una y otra vez por cada caída. Ser resilientes es que, pese a las cicatrices y fracturas, podamos seguir adelante sin darnos por vencidos

 

César de Hoyos

 

El concepto de “resiliencia” proviene de la física en los metales cuando son golpeados, torcidos, quemados o movidos, pero éstos tienden a recuperar su forma o sus propiedades inmediatamente. Es una deformación plástica.

Este tema se ha llevado recientemente a la psicología, a la arquitectura, a la política… a todos lados. Y vaya si logra explicarnos muchas cosas.

Tener resiliencia implica tener esa capacidad de recuperarnos y de superar la adversidad.

¿Quién no tiene pérdidas en la vida?: trabajo perdido, pérdida de dinero, pérdida de un familiar o amigo, pérdida de la libertad, ausencia de la salud…

Debemos saber que en cada caída nos quedamos en el hoyo, sin levantar la cabeza, atrapados, sin aprender del pasado para poder surgir en el futuro. Somos humanos y cometemos errores. De esos yerros hay que aprender.

¿Y qué se aprende de un error? Se aprende a capitalizar un futuro éxito.

Como ejemplo de ello: en Japón existe un concepto milenario de artesanía llamado ‘kintsukoroi’, que se aplica cuando se quiebra una vasija apreciada. En lugar de pegarla o resanarla para que no se note la ruptura, se hace resaltar intencionadamente. En esta grieta o fisura, en vez de ponerle barniz, se pone oro, platino y plata en la orilla de la ruptura. Ello quiere decir que esta vasija ya resurgió y tiene una nueva historia que contar. Eso hace más bella y valiosa a la pieza. El defecto y el error por la ruptura no hay que ocultarlos, ya que la vasija tiene la experiencia de una fractura, y esa fractura fue resanada con oro, y el oro representa el valor.

Guillermo Arriaga, gran escritor y productor-realizador de películas, dice que cuando escoge a un personaje le gusta seleccionar actores que tengan cicatrices o arrugas en la cara, porque “una cicatriz representa una historia, y también una arruga cuenta muchas más historias”.

Laura González, reconocida alpinista del Everest que en dos ocasiones lo escaló, dice que “el fracaso es éxito si aprendemos de él”.

Todo eso es resiliencia.

Otro inmejorable ejemplo de resiliencia también es el vivido en Nueva York, en la inauguración de “One World Trade Center” (antes Freedom Tower), primer rascacielos construido en el nuevo complejo del World Trade Center que reemplaza a las trágicas y extintas Torres Gemelas.

Cuando por actos terroristas las Torres Gemelas fueron derribadas el 11 de septiembre de 2001 y se perdieron más de 3,000 vidas, en cada rincón de los Estados Unidos y en muchas partes del mundo se tuvo una pesada y cotidiana sensación de vulnerabilidad, de intranquilidad, de pérdida de la paz, percepción aun en quienes no somos estadunidenses.

El One World tiene 94 pisos y mide 541 metros de altura, y es la séptima torre más alta del mundo y la cuarta de Estados Unidos. El One World es un gigantesco monumento a la resiliencia, ya que las Torres Gemelas representaban el poder económico, militar, cultural y político estadunidense. Esa inmensa y nueva torre simboliza la ambición de llegar a lo más alto del cielo como ícono de la superioridad y fortaleza resurgidos.

¿Cómo resurgió el One World Trade Center? Sin duda que aprendiendo del error. Por eso mejoraron el diseño estructural del edificio: hicieron la torre con cimientos de concreto y ‘liquid steel’ (acero líquido), con lo que se logró un rascacielos más seguro, más alto, más fuerte, representando todo lo que no tenían las malogradas Torres Gemelas. La One World está blindada de arriba abajo y por todos lados. A un lado de esta Torre hay unas cascadas que representan las lágrimas de los seres queridos y que rodean los cimientos de las ausentes Torres Gemelas con los nombres de cada una de las 3,000 víctimas. El agua cae y llega a un museo, donde hay pedazos de lo que fueron las Torres Gemelas, unas piezas de los aviones que se estrellaron, un carro de bomberos representando a los héroes y un árbol de peras que quedó intacto.

Todo ello nos recuerda la dolorosa historia. No se niega que el daño sigue existiendo. Pero también nos valora el presente y el futuro, como resiliencia y ejemplo inquebrantable de renacer.

Ya en los niveles familiar, educativo y laboral, ¿cómo podemos formar niños y profesionistas con resiliencia?

¿Quién va tener éxito en el futuro? El que se sepa levantar. Los fuertes son los que más veces se levantan. Son quienes más aprenden. Son los que tienen más cicatrices de las caídas. Y para saberse levantar hay que primero caer.

En unos de sus libros, Wendy Mogel (‘La bendición de una B- Menos’ y ‘La bendición de las rodillas raspadas’) dice que le da gracias a Dios por las rodillas raspadas y que hay que reconocer que se cometen errores, pero también que hay que aprender de esas equivocaciones para no volver a tropezar de nuevo.

Así pues, si caemos, por la causa que haya sido, no nos quedemos derribados. ¡Levantémonos!

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más