Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

No veas como encierro, la oportunidad de hacer de tu casa una escuela en estos tiempos

Abril 1, 2020   |   Consejos,

En estos tiempos difíciles de emergencia nacional –y global–, la permanencia consciente y responsable en casa es indispensable. Veamos a estas circunstancias como una oportunidad irrepetible de convivir en casa con los que amamos. El encierro también puede ser productivo y divertido si, a modo de juego, llevamos el rol de la escuela a nuestra casa… y de paso hacemos que nuestros hijos cumplan con las tareas pendientes y que sigan aprendiendo.

 

Paola García

            Acostumbrados hemos estado, toda nuestra vida, a dejar a nuestros hijos en la guardería o en la escuela, mientras nosotros como papá o mamá tenemos que ir a trabajar. Eso era hasta estos días.

Ahora, en esta situación tan atípica, tan dura, de tener que permanecer en casa por el bien nuestro y el de todos, debemos salir adelante.

Pero si vemos esta coyuntura como oportunidad única de convivir con nuestra familia, podemos sacarle provecho al encierro.

Además de convivir con juegos de mesa, con disfrute de películas juntos, con comidas juntos, con arreglos a la casa entre todos, no olvidemos contribuir a que nuestros hijos hagan alguna tarea pendiente.

Hacer la tarea pendiente implica, necesariamente, aprender. Nosotros podemos hacerla de maestro, y nuestros hijos de alumnos.

Claro está en que no podemos competir con la preparación profesional y la experiencia de un maestro ni con el ambiente de la escuela formal, pero sí podemos meternos al rol de la escuela en nuestra casa.

Para ello aquí te dejo estas consideraciones, que acaso te sean de utilidad en estos tiempos tan especiales de hacer de tu casa una escuela:

 

  1. Según la emoción, según el momento: Las emociones toman un factor muy importante en un ambiente de cualquier trabajo. Uno trabaja mejor si está calmado y feliz. Trabajar con tu hijo debe ser una hora emocionante en la que los dos van a emprender una aventura. Si uno está molesto o de mal humor, el alumno lo notará y la clase no va a funcionar. Así que ten presente esto.

 

  1. Mantengan una rutina. Suena obvio, pero es indispensable que organicen las actividades con respecto a su tiempo. Hagan un horario para tener una semblanza de normalidad. Levantarse, desayunar, bañarse y comenzar la escuela. No es necesario comenzar a las 8 o 9 am, pero sí es conveniente definir inicio y terminación de la clase.

 

  1. La casa no es la escuela. No es lo mismo interactuar uno a uno que trabajar con 20 alumnos. Denle libertad a sus hijos, pues no todos aprenden igual y no hay que estar encima de ellos, pero sí deben apegarse a las reglas en casa y acorde al rol acordado como maestro-alumno. Es muy buen momento para descubrir de qué manera aprende mejor tu hijo.

 

  1. En el recreo: salgan al patio, no a la calle. Como escuela en casa, den un recreo de tiempo indeterminado entre la clase de inglés, la de español, la de matemáticas, etc. y permitan salir al patio a jugar, a despejar su mente. Cada quien adáptese a su situación. La idea es salir y jugar un poco, tanto para despejarse como para cumplir el rol cual si la casa fuera la escuela.

  1. Momentos de silencio-concentración. Son necesarios momentos de silencio al realizar nuestras actividades como dibujar, jugar con muñecos, hacer limpieza. Efectuar algún tipo de tarea en silencio, tanto en padres como en hijos, es básico para relajarse y lograr concentración. Es decir, no todo tiene que ser bullicio y broma.

 

  1. Diviértanse. Ustedes son sus padres, no sus maestros. Hagan que esto sea lo más divertido posible. Van a pasar mucho tiempo juntos. Esto es algo que no vamos a olvidar, ni sus hijos tampoco. Disfrútenlo, sonrían, díganles que son muy inteligentes y que están felices y orgullosos por el trabajo que hicieron.

 

Lo único que tenemos en este momento es uno al otro, disfruten estos momentos juntos lo más que puedan.

Ya habrá tiempo para recordar estos difíciles tiempos de cuando tuvieron que hacer de tu casa una escuela, una vez pase la contingencia. Lo importante es que no se hayan aburrido y, en cambio, hayan convivido y aprendido.

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más