Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

La asombrosa historia de la primera mujer en conseguir un doctorado

Agosto 8, 2020   |   Entretenimiento,

La vida de  Elena Lucrecia Cornaro Piscopia en la Venecia del siglo XVII daría para una increíble serie de televisión. La primera mujer en la historia en conseguir un título doctoral. Hija de una campesina pobre no casada con su padre, un acomodado procurador, siendo ilegítima no tenía derecho a ningún privilegio, pero su inteligencia le abrió camino en la vida. Es de las mujeres que marcan un hito en la historia, con trabajo, inteligencia y esfuerzo, como Marie Curie, Simone de Beauvoir o Sor Juana Inés de la Cruz.

ruba

Virginia Lara Valle

Elena nació en Venecia en 1646. Desde niña destacó por su inteligencia, Un sacerdote le recomendó a su padre ponerle a estudiar, desde los siete años, latín y griego, además de hebreo, español, italiano, alemán, francés y el árabe.

Su capacidad y ansia de aprendizaje la llevó a estudiar música, gramática, matemáticas, astronomía, filosofía y teología. A los 14 años realizó un voto de castidad para rechazar todos los intentos de su padre por casarla y dedicarse al estudio. Tocaba a la perfección el arpa, clavicémbalo y violín, además de ser reconocida compositora y concertista.

Italia estaba más avanzada que el resto de Europa y había mujeres que ya estudiaban ciencias y matemáticas en la universidad. Elena, con el apoyo de su padre, ingresó a la Universidad de Padua, y fue considerada una de las personas más influyentes de la época, a grado tal de confrontar a las personalidades más respetadas e ilustres, a quienes dejó sin palabras con sus debates filosóficos y teológicos. Con solo 24 años fue elegida presidenta de la Academia de la sociedad veneciana Dei Pacifici.

Elena optó por el doctorado en teología. Sin embargo, tropezó con la Iglesia que le negó ese derecho porque una mujer no podía enseñar a los monjes, así que decidió estudiar el doctorado en filosofía.

ruba

A los 32 años se convirtió en la primera mujer de la historia en recibir un doctorado universitario, en 1678.

Tal fue la expectación de su examen doctoral que tuvo que trasladarse del salón de actos de la Universidad de Padua a la Catedral. Su exposición sobre “El Análisis y la Física de Aristóteles”, en latín, fue tan brillante, que la votación secreta se transformó en una ovación pública.

El profesor Rinaldini le entregó la insignia doctoral, el libro de filosofía, y le colocó la corona de laurel, el anillo y la muceta de armiño en sus hombros. Esta escena universitaria está plasmada en la ventana Cornaro, de la Biblioteca Thompson Memorial de la Universidad Vassar en Nueva York.

Hasta su prematura muerte en 1684 víctima de tuberculosis a los 38 años, se dedicó a la enseñanza de matemáticas en la Universidad de Padua a estudiantes de toda Europa, y al estudio y caridad al ingresar en la orden benedictina.

Elena se ganó el respeto gracias a su conocimiento. Pero el camino que ella inició volvió a llenarse de obstáculos para las mujeres durante siglos, ya que hasta 300 años después la Universidad de Padua volvió a conceder un doctorado a una mujer.

Su historia nos enseña a no claudicar en los deseos de superación y conocimiento, a pesar de cualquier adversidad.

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más