Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

¿Escalera milagrosa?

Octubre 26, 2021   |   Entretenimiento,

La escalera de Santa Fe, Nuevo México, es una majestuosa, bella y sólida obra que ha desafiado la gravedad en una capilla. Entérate aquí de la fascinación por esta misteriosa maravilla de arte ingenieril. 

casas ruba

Ana Matán

con información de: https://es.aleteia.org/2020/11/06/la-escalera-que-san-jose-construyo-en-nuevo-mexico/

 

El misterio de la escalera surge en Santa Fe, Nuevo México, Estados Unidos.

El primer obispo de la diócesis, Jean Baptiste Lamy, decidió construir una capilla a Nuestra Señora de la Luz en 1873. Dicha capilla quedaría junto a la escuela de niñas que las hermanas de la Congregación de la Beata María Virgen de Loreto ya atendían, y por tal motivo ellas estarían a cargo de ambas.

El diseño de este recinto de oración con estilo neogótico estuvo a cargo del arquitecto francés Antoine Mouly. Sin embargo, y aunque casi estaba terminada la obra para 1878, falleció y no pudo verla totalmente concluida: faltó una escalera para llegar al entrepiso que estaba destinado al coro.

Dado que el lugar no es de grandes proporciones, se pensó en una escalera pequeña. Las monjas pidieron opinión de algunos expertos de la construcción, quienes recomendaron una escalera vertical, aunque resultaba ser un tanto impráctica. Las hermanas estaban deseosas de solucionar tal situación; sin embargo, este problema aparentemente sencillo y pequeño empezó a poner a prueba su fe. 

En 1880 las monjas comenzaron a rezar una novena a San José, por ser el patrono de los carpinteros, para pedirle su auxilio frente a este problema de la escalera, la cual serviría para subir al entrepiso que estaba a unos 6 metros. 

Al noveno día de los piadosos rezos, se presentó a la puerta un individuo que venía en una mula y con un baúl de herramientas. Luego de que el hombre se identificó de oficio carpintero, las hermanas le hicieron pasar a la capilla para explicarle la situación. El carpintero comentó que era factible realizar la escalera. Sin embargo, para llevarla a cabo pidió se le dejara trabajar en privado. Cuando las monjas necesitaban entrar, el carpintero salía y regresaba solamente cuando el sitio se encontraba sin gente. Y así trabajó durante tres meses.

Ya que quedó concluida la escalera, las religiosas buscaron a su autor para pagarle y agradecerle, pero no había dejado huella para ser localizado. Nunca supieron quién construyó su escalera.

Al ver la escalera – de dos vueltas de 360°– se percataron de lo bien elaborada y sólida que estaba a pesar de no tener un elemento central como soporte (como cualquier escalera de caracol tradicional), además de que no utilizó clavos ni pegamento. Al subir, las hermanas se dieron cuenta de que está formada por 33 escalones, la edad a la que Cristo murió, y eso lo consideran como una clara señal de que el artesano era José y que había sido enviado por su hijo Jesús. 

Al intentar dar con el creador de esta obra, las hermanas buscaron en diferentes negocios y localidades, pero ninguno les supo dar noticias del hombre.

De hecho, también notaron que la madera utilizada no era de la región.

Hay tres interrogantes alrededor de esta creación: el artesano, el material y la forma en que fue construida. Es por ello que desde entonces la capilla de Loreto es cada vez más visitada, pues la notable buena hechura de su escalera ha adquirido una fama mundial. De hecho se le conoce como “escalera de San José”.

 

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más