Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Disfrutar más tu casa a través de los sentidos

Mayo 1, 2020   |   Estilo de Vida,

Casi seguro es que ni te hayas percatado si eres más auditivo que visual o táctil. Y como tu casa es tu espacio más íntimo, tu primero y último refugio ante el mundo, entender tu personalidad más prominente resulta fundamental para que te sientas a gusto en tu pedacito de paraíso. ¿Cómo saber cuál de los sentidos predomina en ti?  

Javier Alfredo Ramírez Ávila

 

¿Cómo percibes tu vida a través de tus sentidos?

¿Expresas tus pensamientos en voz alta?

¿Te gustan las actividades físicas?

¿Tienes memoria fotográfica?

¿Eres de los que abrazas a todos y no puedes con este distanciamiento social?

¿Te relacionas escuchando a los demás antes que hablar de ti?

Al contestar estas preguntas, ¿cuál sentido fue el que utilizaste más: el visual, el auditivo o el sensorial?

Según la programación neurolingüística, todos los humanos percibimos la vida de manera diferente, ya que aunque lo hacemos a través de los sentidos que tenemos en común, en nuestro cerebro algunos sentidos toman más relevancia sin saberlo.

Seguramente ya has escuchado de los tres estilos de personalidad: visual, auditivo y kinestésico para aprender, vender, relacionarte en comunidad o simplemente procesar las experiencias. Ahora imagina que puedes disfrutar más tu casa según tu estilo de personalidad sensorial.

Pues aquí te diremos cómo.

Antes que nada, debes conocer qué estilo de personalidad tienes. Y lo puedes hacer mediante aprendizaje por varios artículos por internet, incluyendo algunos tests. Solo busca aquellos que sean confiables.

Algo que debes saber es que todos tenemos una mezcla de los tres tipos en mayor o menor grado y que incluso pueden variar dependiendo del contexto.

Pues bien, ahora realiza una introspección y analiza tu personalidad sensorial en tu hogar: ¿cómo percibes el mundo en un estado relajado, con la familia? ¿cómo te gusta apapacharte o que te apapachen? Esto te ayudará mucho para saber si tienes que hacer algunos cambios en tu hogar, para lo cual también deberás tener en cuenta a todos los que viven contigo. Esto es fundamental para disfrutar más tu casa.

Personalidad visual

El hogar de una persona visual siempre encontrará en el orden la paz. Los ambientes (sala, comedor, cuarto) serán más agradables mientras más amplios se perciban. Para ello se puede echar mano de los colores claros o de plano el blanco. Incluso algunos efectos visuales pueden ayudar, como un papel tapiz con líneas horizontales que ampliarán el espacio.

Si la casa tiene dimensiones pequeñas, puedes buscar los muebles en su escala más pequeña y usar el minimalismo. Una persona visual se puede sentir “acariciada” en su propio hogar con un espacio pintado en tonos oscuros y a media luz, ésta quizá de algún color especial como el azul –busca artículos sobre la psicología del color para que puedas armonizar mejor con estos espacios–. Pero, ¡cuidado!, que de tanta caricia puedes terminar sintiéndote empalagado o asfixiado, por lo que usa dichos elementos en lugares específicos como en el lugar donde ves la TV o tu cuarto o puedes estar dispuesto a cambiar la ambientación en cualquier momento. Los cuadros, retratos e imágenes deberán estar llenos de inspiración y emoción, como fotografías espontáneas de los mejores momentos que puedas recordar.

Personalidad auditiva

Si en tu hogar tienes una personalidad auditiva, probablemente no encontrarás el confort en el orden. Quizás encontrarás paz en el silencio, pero no tan prolongado que se pudiera comenzar a dar sentimientos de ansiedad.

¿Qué tal colocar una pequeña fuente que pueda relajarte, a la vez que minimice los molestos ruidos que provienen del exterior, como los camotes o el panadero con el pan?

Un amanecer lleno de cantos de aves puede ser un recuerdo que contarás a tus nietos de los mejores años de tu vida. Tener a un ave de mascota –siempre y cuando haya sido criado en cautiverio– puede ser una buena opción como el canario o el jilguero que son aves que tienen cantos alegres. Sin embargo, sería mejor tener un hermoso árbol donde puedan posar las aves en libertad para cantarte al pie de tu ventana.

Mientras que para aquellos momentos de alegría puedes preferir un sistema de sonido ambiental en la casa con la música de tu preferencia y liberar esa euforia contenida, o simplemente para trabajar, porque sabemos que tu productividad aumenta con el ruido ambiental que a ti te gusta.

Y si pones campanas de jardín en el exterior puedes conectarte con lo que sucede en tu entorno inmediato como el viento o la lluvia.

Las personas con este tipo de personalidad sensitiva también suelen despertarse ante mínimos sonidos por la noche, por lo que algunas adecuaciones en tu cuarto para aislar los sonidos desde afuera pueden ser útiles, como cortinas gruesas o ventanas con doble vidrio o simplemente quieras dormir en una recámara lejos de la calle.

Personalidad kinestésica

El hogar para los kinestésicos deberá ser divertido o entretenido antes que ordenado. Sentir texturas, tener movimientos, son el pretexto de quedarse en casa.

Tal vez te gustaría despertarte con el pie derecho sobre un tapete afelpado, que sientas que te da masajes de tan solo tocarlo, o recorrer descalzo tu recámara sobre un piso de duela de madera.

Sabemos que te gusta ver la tele abrazado de alguien. Pero para aquellos momentos en que no esté esa otra persona, o simplemente esa persona no pueda más con tus abrazos, usa cojines con texturas o formas diferentes –o usa el muñeco de peluche que siempre has querido.

Es hora que se enteren que eres una persona kinestésica y lo necesitas.

Gracias a tu olvidadiza cabeza puedes tener tableros o calendarios didácticos que te haga más fácil recordar las cosas. Un rehilete que puedas hacer girar al momento de bajar las escaleras o un punching bag inflable son accesorios que puedes pensar que no necesitas, pero realmente pueden hacer un cambio de actitud en el día.

Pon especial atención a tu cocina: es probable que no lo sepas, pero puede ser que encuentres en la cocina una pasión. Simplemente hazlo ameno. Pero si la pasión la encontraste con el paladar en contacto con la comida, quizá prefieras comprarte una consola de videojuegos con sensor de movimiento y probarte a ti mismo lo bueno que eres bailando frente a tu TV.

Últimos artículos

Viñas del Mar: Conoce tu próximo hogar

Junio 21, 2022

Leer más
Infonavit paga daños en casas afectadas por lluvias

Junio 21, 2022

Leer más
Así puedes congelar las mensualidades de Infonavit

Junio 21, 2022

Leer más