Colores y eficiencia energética: el arte de la sostenibilidad arquitectónica - Ruba | Llegaste a Casa
Inicio Fraccionamientos Nosotros Ruba Residencial Recomienda y gana Bolsa de Trabajo Servicio al Cliente Manual de Mantenimiento Financiamiento Blog Contacto

Colores y eficiencia energética: el arte de la sostenibilidad arquitectónica

Octubre 10, 2023   |   Comunidad,

Colores y eficiencia energética: el arte de la sostenibilidad arquitectónica

Sarahí Ramírez

 

 

El juego de colores y su tonalidad en la arquitectura no solo es un grato espectáculo visual, sino una potente herramienta para la eficiencia energética de los edificios.

Más allá de la estética, los colores desempeñan un papel clave en el confort térmico, la iluminación y el consumo de energía, convirtiéndolos en aliados invaluables de la sostenibilidad ambiental.

En general, los colores claros tienen el poder de aumentar la reflectividad interior, reduciendo la absorción de calor en los espacios y, al mismo tiempo, iluminándolos de manera natural. Esto se traduce en un notable ahorro energético. Pero ¿qué sucede en regiones que requieren retener el calor en lugar de repelerlo?

 

 

Estudios revelan que los colores que más calor absorben en sus superficies son el negro, gris oscuro, verde oscuro, azul oscuro, amarillo y marrón oscuro. En estas áreas, esta propiedad puede aprovecharse para acumular calor durante el día y liberarlo durante la noche. Imagina un edificio con fachadas de colores claros durante el día para reflejar la luz solar, y colores oscuros en sus interiores para conservar el calor necesario para las noches más frías.

Podría parecer que el color blanco es el campeón en eficiencia energética, con solo un 20% de ganancia solar. Sin embargo, ¿sabías que existen otros tipos de rayos que influyen en la ganancia energética, como los infrarrojos?

 

 

Gracias a la Universidad Estatal de Oregon, se ha descubierto un pigmento de color que refleja hasta un 40% del calor infrarrojo, llamado el “Azul Definitivo”. Este color resulta ideal en áreas urbanas afectadas por el efecto de la “isla de calor”, que eleva las temperaturas de los edificios.

Si bien aún queda mucho por explorar en el uso de colores para beneficiar la eficiencia energética, ya existen propuestas emocionantes. Estas incluyen colores funcionales y tecnológicos que pueden cambiar su tonalidad o intensidad según las condiciones ambientales, la radiación solar y las preferencias de los usuarios. También se están desarrollando colores orgánicos con pigmentos naturales y libres de compuestos tóxicos.

Los colores seguirán siendo una herramienta esencial para arquitectos, no solo para crear y transmitir emociones, identidad y funcionalidad de los espacios, sino también para promover la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental en el diseño de edificios.

En este mundo de posibilidades cromáticas, la arquitectura se convierte en una expresión artística y ecológica que contribuye a un futuro más brillante y sostenible.

 

Últimos artículos

Mantiene Fitch a Ruba sus más altas calificaciones: ‘AA-’ y ‘F1+’

Febrero 26, 2024

Leer más
La tendencia de las casas ecológicas

Febrero 22, 2024

Leer más
La importancia del análisis de la competencia

Febrero 22, 2024

Leer más